DEBATE: ¿tebeos en los kioskos?

¡Y retomamos los debates! Ya hacía tiempo, ¿eh? Con lo que nos gusta rajar. Para los novatos: el equipo de Studio Kat charra en petit comité de algún tema de actualidad, y vosotros lo leéis sin poder hacer nada por evitarlo. Y en esta ocasión la cosa viene a que en el último programa de EPIC TIME hablaron sobre que IVREA no piensa distribuir en kiosko y Glènat sí, y lo catalogaron de chorrada porque ahora "todo el mundo" compra en librerias especializadas.

La pregunta: ¿es realmente una chorrada? ¿Dónde empezásteis vosotros a comprar cómics? SAY WHAT?

Bartu: recuerdo que el primer cómic que compré (o de los primeros) fue la edición en grapa de Doraemon que sacó Planeta DeAgostini allá a principios de los 90. Por aquel entonces tenía cinco o seis años, Doraemon comenzó a emitirse por Canal 9 y yo descubrí el manga y el anime. Fue una época mágica y épica al mismo tiempo. Y de no ser por los quioscos quizás no habría descubierto ese cómic y a día de hoy no seguiría enganchado al medio, probablemente sería vicepresidente de una importante multinacional... Eh, ¡un momento!


 

Respecto a si tiene sentido que los cómics se sigan vendiendo en los quioscos: yo creo que sí, al menos de momento. Está claro que los tiempos cambian y con los avances tecnológicos que hoy tenemos la chavalada tiene otros canales para descubrir el cómic, pero seamos sinceros: ¿qué hay de esa sensación, cuando descubres tu primer Mortadelo mientras estás comprando chucherías? Yo creo que cuando tienes una edad temprana (de 5 a 12 años) el cómic llega a tí a través del quiosco. Las librerías especializadas ya están para cuando quieres leer algo distinto que el quiosco de siempre no te puede dar.

En cuanto a lo de IVREA y Glènat no estoy muy enterado del asunto, pero supongo que IVREA habrá cotejado su nivel de ventas en quioscos y habrá visto que la cosa no sale rentable, mientras que a Glénat si que le supone una cierta rentabilidad. Pero para nada lo veo una chorrada, cada plataforma de venta cumple su función en relación a ciertos rangos de edad y de público.

Manu: claramente, si la montaña no va a Mahoma, Mahoma deberá ir a la montaña. He dicho. Para los corticos, una explicación: montaña = publico potencial, Mahoma = producto a vender.

 

Kat: de acuerdo con Bartu. Mi primer cómic fue un Mortadelo y Filemón, un número de la Colección Olé que vendían en quioscos, ¡qué recuerdos! Y también tengo esas ediciones de Doraemon que comentas. Pero es que el primer manga que compré completito, Dr. Slump (por influencia de haber visto la serie en la TV3 y Canal 9), lo compré mes a mes religiosamente en quioscos, incluso en otras ciudades cuando iba de vacaciones, por ejemplo. Creo que en ese aspecto soy un producto de la época. Uno de tantos que fueron a pedir Detective Conan a la librería especializada cuando ya se habian agotado los primeros volúmenes, y es porque empezaron a retransmitirlos en la autonómica catalana.


¡Hasta compré todos los cómics de los Simpson en grapa que sacaron! ¡Spin-offs incluídos! Y fue enteramente en quioscos.

 

 

Televisión ---> quiosco ----> búsqueda de otros comics ----> librerías especializadas. Así se creaban lectores. Funcionó, ¿por qué no ahora? Bueno, quizá porque ahora nadie tiene un chavo, pero eso es así en el quiosco, en la librería especializada y en todas partes.

Manu: actualmente, lo más que se veía en comic en los quioscos es algún Mortadelo (con suerte), El Jueves y las temporadas de coleccionables que sacan en función de la peli de moda (este año tocará uno de Vengadores, el tercero de Spiderman y el segundo de Batman).

Si pretenden abrir un mercado con mayor presencia de otras obras, igual logran despertar la curiosidad de un lector no joven. La gente que compramos en tiendas especializadas es porque nos gusta, no es a nosotros a quienes tienen que dirigirse.

Kat: hombre, yo ya no voy a buscar nada a un quiosco, pero los críos sí, sobretodo por proximidad. Y Glènat justo va a sacar Death Note. Uh,,, no es muy de críos, ¿no? ¿No pegaría más Bakuman? Digo yo.


 

Bartu: yo no veo a un crío leyendo Bakuman (bueno, aunque depende del crío, porque yo de pequeño seguro que me la habría leído), los veo más bien leyendo comics de Gormitis, de Bob Esponja o Inazuma Eleven que al fin y al cabo son las series que están de moda.

Kat: no se, con que los cómics de los Simpson volvieran a los quioscos,,, pero ahora solo los recopilan en tomos del estilo Super Humor (además deformando la imagen, porque la amplían para adecuarse a tamaño folio, cuando el original es un comic-book americano).


 

Sí, Inazuma Eleven a los quioscos. Apostaría también por One Piece, pero lleva demasiados tomos, tienen que ser cosas con menos volumen. Dr. Slump en su antigua edición era perfecto, porque costaba 600 pesetas y eran 88 páginas bastante bien editadas. Hoy vendes la edición kazenban a 10 euros el tomo (1660 pesetas, maomeno) y la cosa cambia.

Bartu: aunque si te pillabas un Dr. Slump, eso era como tres SuperLópez juntos...

Manu: también recuerdo de crío sacar de la biblioteca montonacos de comics, no se siquiera si siguen teniendo (hace años que no piso ninguna).

Kat: ojo, que cuando estaba Dr. Slump los Superlópez ya salían por 425 pesetas. En quiosco, como tiene que ser. ¡ay, la nostalgia!


 

Atentos a esta noticia, vía Ramen para Dos: (...) el cambio de año no ha empezado bien para Glénat y peor aún para la distribuidora Coedis, encargada de distribuir las nuevas ediciones a los kioskos, ya que los aproximadamente 10.000 ejemplares del número #3 de Death Note que fueron enviados a la distribuidora por parte de Glénat se han visto obligados a ser devueltos a la imprenta debido a la presentación de Concurso de Acreedores de Coedis, la cual estaba pasando últimamente por dificultades económicas hasta el punto de no hacer frente a las deudas (...)

Toma comienzo.

Manu: al final es mejor ir en persona a dejar los comics tú mismo.

Kat: y así la autoedición triunfará. Buenas noches y buena suerte.