estuvimos allí y podemos demostrarlo

Estamos con el Pressing Katz que no cagamos, ¿eh? Pero es que nos está aportando unas visitas de la leche. ¡Hay gente que regresa y todo a seguir leyendo, sin importarles aspectos como la horrible narrativa o nuestro escueto vocabu,,, montón de palabras! Estas cosas se agradecen, amiwitos. Aquí tenéis una actualización del reporte del último día, con un par de imágenes de los combates. Pura dinamita. Y me permite romper mano con el portaminas, que cada vez me mira con peor cara. Dos meses sin saludarle pasan factura. A todos los que sueñan con llegar a ser buenos ilustradores, os digo: ¡no seáis como yo! ¡Practicad y aspirad a algo en la vida!

Gracias. Mañana más.