Crónica: Albanime Otakucete

Este es el tercer año consecutivo que acudimos a montar chiringuito a las Albanime, las jornadas de manga, anime y ocio alternativo de Albacete, título que me recuerda a Otakuart en nuestros años mozos. Los organizadores del evento, Nexus Outsiders, son del tipo modesto, porque a las Albanime ya se le puede llamar Salón Manga de Albacete por la cantidad de gente que han reunido este año, tanto en número de stands como en asistencia. Esta ha sido la treceava edición, lo que les convierte en uno de los eventos más longevos de la geografía española.



En esta ocasión el evento se mudó al recinto ferial IFAB, un sitio enorme en el que tenías que andar cinco minutos para llegar al aseo, no apto para vagos. El cambio de emplazamiento ha sido para bien, pero no ha sido lo único bueno. La organización, con más de veinte miembros activos, se desvivía porque todo el mundo estuviera a gusto en todo momento, incluso nos compraron obsequiaron con Fantas en el desmontaje del salón. El hilo musical ha sido de los más acertados, nada que ver con los Japan Weekend y su monocanción. El precio de las entradas, 5€ por los dos días, motivaba a los asistentes a repetir el domingo, y gracias a eso la asistencia apenas bajó. ¡Cuántos eventos ganarían si siguieran el ejemplo! Igual dejábamos de ver las plantas rodadoras pasar por delante de nuestras narices. Algún día, sí señor, algún día...

Nuestro stand estaba en un lugar de lujo, el siempre temido espacio enfrente del escenario. Gracias a eso no nos aburrimos en ningún momento. Pudimos ver cómo restregaban merengue en la cara a unos pocos incautos (siguiendo el precepto de "todo sea por la fama"), los múltiples conciertos de Haru-chan y Ruki-chan, el siempre divertido 50x15 y los irremplazables concursos de Cosplay y Karaoke.

También había talleres, exposiciones de ilustraciones de los autores invitados (como Laura Kjoge y Lolita Aldea), exposición de figuritas de los Caballeros del Zodíaco (gracias a nuestros colegas de Konoha no Merchan), otra exposición de artículos de Star Wars, charlas, videojuegos, Jugger, sofcombat, colas interminables en el puesto de ramen, proyecciones de anime, campeonatos de juegos de mesa, ¡un King of Tokyo gigante!... pero estábamos tan ocupados vendiendo fanzines que no tuvimos tiempo de participar en nada.

.

Estuvimos en todo momento junto al personal de Gamenimals, haciendo entrevistas a los invitados, sacando fotos chorras a chicos que se dejaban meter cosas por el culo y molestando a cualquier chica guapa que pasara por delante del stand. Nosotros no necesitamos en ningún momento bajarnos los pantalones por las rodillas para divertirnos, la diversión ya nos la aseguraba el propio salón.

También fuimos a espiar de vez en cuando a la competencia. Una de las tiendas (no diremos nombres, aunque deberíamos porque se la tenemos jurada por muchas otras cosas) copió hace un par de salones nuestra camiseta de Creeper. Cuando pasábamos delante decíamos: "Mira, los que se han apropiado nuestro diseño, pero el nuestro queda mucho mejor". Sin sorna ni mala baba, nada, nada. Que tampoco es que lo hayamos inventado nosotros. Aquí tenéis la prueba del delito:



Una de las curiosidades es que la web es muy completita, y aún así casi nadie la lee (pa qué). En la web podíamos encontrar una serie de normas cívicas que debían cumplir los asistentes. Una de ellas era que no se permitía el acceso de animales al recinto. ¡Pero se les coló un pollito! Y el pobre piaba como un energúmeno y nadie se dió cuenta. Imagino que el pobre moriría a las horas del disgusto de verse rodeado por otakitos, o del estrés de piar tanto, o quizá dentro de unos meses en una paella. También se les colaron cientos de niños, que aunque no cuenten como animales son seres extraños en este tipo de sitios. Igualmente los adoramos si llevan las carteras llenas de dinero. ¡K-ching, k-ching!

Y para cerrar el salón, Nexus Outsiders nos deleitó con sus gallitos cantando Digimon. ¡Como nosotros en nuestros tiempos mozos! En general veo muchos paralelismos entre Albanime y Otakuart. Da gusto verse reflejado en algo que mola.

Los chicos de Nexus son un poco ansias y ya anunciaron en las Albanime de 2012 que tienen listo el cartel del año que viene, de Lolita Aldea again. ¡Sí que les gusta, sí!