¿cómo va el mundillo?

Pues así, así, no os vamos a engañar. Editoriales que no arriesgan demasiado, autores que cobran poco, autoeditores que despuntan con productos casuales y, en general, un clima de "buf" que rodea a tiendas y eventos. ¿A nosotros? No, a nosotros de puta madre, que nos quiten lo bailao.

Para profundizar un poco más en el asunto hay dos artículos publicados hoy mismo que vienen al dedillo. Se puede vivir del cómic,,, hecho en París, y Dulce para el lector, agrio para el autor. Hay cifras de ventas, autores que hablan (un poco) y una imagen más o menos fiel de la realidad del cómic en España. Ojo, que luego hay casos y casos. ¿Se puede vivir del cómic en España? En exclusiva, no. Pero, ¿por qué nadie habla del merchandising y de la publicidad web? Hay más modelos que el arcaico "editor-paga-a-autor-publica-obra". Hay que mover el culo.