hablemos del Salón del Manga de Valencia, venga

Parent Category: Noticias
Published on Wednesday, 30 November -0001 00:00
Hits: 434

Toca hablar de Valencia porque no lo hicimos en su momento. Vamos a ser breves en lo descriptivo: hubo mucha más gente de la esperada el sábado, y el domingo todavía menos gente de la que cabría esperar. Los stands no comerciales se beneficiaron de un hall todavía más reducido que el del año anterior (!!), porque la gente estaba prácticamente obligada a pasar junto a ellos, y el pasillo se abarrotaba. Hasta ahí, todo más o menos bien. Hay detalles en Ramen para Todos.

Pero luego llegan los caos horarios, el patético escenario, los correos que no han llegado a tiempo y el organigrama que todo el mundo se pasa por el forro de los huevos. Ahí es donde se jode toda la cosa, y las críticas vuelan un poco más tarde por Internet. Que si el evento ha sido tedioso y no ha reportado muchas ventas, que si la organización ha sido un desastre de nuevo,,, principalmente voces de gente que tenía stand no comercial o que ha vivido el asunto de cerca.


Un evento de estas características tiene muchas perspectivas, y no se puede conjeturar una realidad común desde una sola de ellas: en este caso, la de la zona de no comerciales. Lamentablemente o por fortuna, en el aspecto general, el evento FUNCIONA, y da mucho miedo decir esto. Los aficionados siguen acudiendo (algunos de ellos lo disfrutan realmente, ya sea como una gran tienda o como una forma de escaparse de la rutina diaria) y muchos opinan favorablemente. Hay que pensar que las caras habituales de este evento ya nos conocemos, y que los que verdaderamente generan ingresos son los que solo ven algún anime de moda, los que no vienen cosplayados, los que vienen con sus padres y afluencias del estilo. Por otro lado las tiendas siguen acudiendo, y la única razón es que no pierden dinero, ya que aunque los beneficios no sean tan cuantiosos como deberían el evento sigue saliendo rentable. Muchos de los que alzan la voz de la discordia en gran medida (que no son todos, por supuesto, otros dicen lo contrario) son aquellos que han entrado gratis, con pase. Y algunos de ellos, aún sin aportar nada al evento (económica o materialmente), se recrean escribiendo "qué evento más aburrido".

A todos aquellos que actúan de esta forma, sin contemplar las posibilidades que ofrece un evento con estas prestaciones (aunque sean limitadas), y que consideran que acudir al evento es un derecho y no un privilegio (sea a montar un stand comercial, un stand no comercial, a exhibirse, a promocionar su web o simplemente a hacer el imbécil) les dirijo las mismas palabras que escribí en este evento de Tuenti:

La solución es crear algo mejor, no abandonar lo único que hay. Esa es la solución fácil, cayendo en el insulto y despreciándolo todo. Contribuid a mejorar el mundillo.

Evidentemente, que acuda menos gente afecta a tiendas y, muy especialmente, a aquellas asociaciones, fanzines y pequeños diseñadores que se benefician de la asistencia, que NECESITAN esa asistencia. Un activista de un stand no comercial que desprecie el evento, y que ni siquiera haga nada en contraprestación es un parásito, y no contribuye a mejorar nada.

Si a OTAKUART viniera tanta gente, me centraría solo en él. Pero hoy por hoy, el mayor evento valenciano es este Salón.

Lo que no quiere decir que la gente no deba expresar su opinión. ¡Adelante! ¡Este es un país libre! No somos parte del staff de Jointo, sino colaboradores en Valencia. No nos pagan hotel ni nos invitan a comer. Pero es triste leer opiniones de gente que no actúa, aunque sea organizando su propio evento (¡o mucho mejor, contribuyendo con alguno que ya existe! ¡La colaboración es el paso idóneo para alcanzar el éxito, y no la necesidad de demostrar a los demás lo bueno que es lo que haces, ese estúpido egocentrismo que inunda nuestro mundillo!).

Nosotros intentamos leer todo lo leíble y mejorar todo lo mejorable, en este evento en cuestión desde nuestra posición como gestores de los stands no comerciales. En ocasiones, eso sí, es difícil contentar a todo el mundo. Como este evento en el que un par se quejaban de que teníamos la música demasiado alta, mientras que en nuestro muro nos pedían que la pusiéramos más fuerte a la próxima para que les llegara a los stands del fondo,,, ¿en qué quedamos, gente?


Así que antes de poner el grito en el cielo, parémonos todos a pensar por qué un evento como este logra reclutar a tantos voluntarios y tanta gente, y en cambio otros con más experiencia, actividades y tradición tienen menor asistencia o se siguen contemplando como eventos amateur. ¿Tendremos que cobrar un euro a la gente para que piensen que OTAKUART vale la pena? ¿Es el dinero lo único que importa? Las organizaciones de muchos eventos pequeños funcionan igual o peor que esta en cuanto al volumen de trabajo, pero no reciben el mismo tratamiento crítico porque aquí pagamos por entrar. ¿Solo les damos valor -positivo o negativo- a las cosas por las que toca pagar o en las que se mueven las perras?

Como hemos cambiado.

Edit: antes de que nadie responda por alusiones, cercioraos de si el mensaje os menciona directamente.