y el séptimo día, Apocalipsis

En seis días todos agonizaremos como enanos en el Salón del Manga de Valencia, el primer evento que debe hacer oficiales sus horarios minutos antes de abrir sus puertas. Porque en esta sección, corríjanme si me equivoco, no hay nada. Nothing at all. Niet. "El horario puede estar sujeto a cambios de ultima hora". Cachalut les oiga, porque por ahora  la cara oculta de la Luna tiene más actividad. Cruzaremos dedos y rabos para que nuestras actividades estén dentro de la agenda de algún mandamás, y no dentro de su Papelera de Reciclaje. Ni siquiera después de leer nuestras líneas. Besos en las mejillas (las dos) para todos los mandamases que nos dejan montar stands gratis. Guapos.

Hoy vengo reivindicativo, sep, pero también quiero haceros partícipes de tres detalles, que resolverán en gran medida las cuestiones acerca de la carestía de noticias y tiras en la webe del estudio, y sobre otros temas que a nadie le importaban hasta ahora:

1. No subiremos tiras onlain hasta la semana que viene, ni Bartu ni yo,  ni siquiera Zaraki Kenpachi. Shiru acaba de instalar los nuevos menús en formato webcomics, con botoncitos alante y atrás, y todavía tenemos que decorarlos y llenarlos de cositas hechas en Flash que hagan "¡ping!". O, más probablemente, no hacer nada de eso en absoluto. Bartu conservará sus tiras. Yo no. Reseteo mi tira onlain Sin Comentarios para retomarla desde cero. ¿El motivo? Publicar tan solo cinco tiras en año y medio desanima a cualquiera, sí, pero la verdadera realidad es que quiero hacer otro pin-up de portada ¡Son tan divertidas!

¡Estás desfasado, mamón!

2. A raíz de la lesión que me ha convertido en un pseudo-House con muleta en lugar de bastón, y granos en lugar de barba de tres días, Kingdom Katz no está terminado a falta de una página por maquetar. Como no esté listo para el Salón del Otaku Valencia este raro me dará un yuyu, lo advierto de antemano. Id preparando el carro de paradas por si las moscas. Me conozco. Llevo demasiado tiempo viviendo conmigo como para no saber lo que va a ocurrir.

También es verdad que estar montando el Ladrido 2nd Chance quita su tiempo. ¡Animaos a colaborar! Todavía tenéis tiempo hasta el jueves, y las páginas se agotan. Desde aquí mi agradecimiento prematuro a individuos como Toni T. Morro, Irenetaker, Arinna o Johnatan Romero por sus aportaciones hasta la fecha. A los que son de la casa no les agradezco nada: ¡lo nuestro no es vocación, es pura obligación! (aunque por ahora hemos entregado cosssas Bartu, Shirubia and yo). Y los que quedan. Tengo nombres apuntados, que pueden convertirse en culos que patear si no entregan a tiempo. No os rajéis, que hay que llenar dieciseis páginas. Se dicen pronto.

¿No tenéis los pelos como escarpias al leer este título? ¿No? Yo tampoco.

3. Como anécdota, estaba preparando una tonterieta sobre el Salón del Cómic, como lo han estado haciendo Morán o Tonientre otros. Pero entre la dichosa pierna, otros proyectos, las camisetas nuevas de las que hablaré mañana, no ha habido tiempo. Me quedan unas pocas viñetas para terminarlo, pero a prácticamente un mes de stress post-Salón no me apetece mucho subirlo a la webe. Además, son planchas grandes, que no cabrían bien en los webcomics que estamos preparando (que quiero que tengan un formato distinto, de cuatro viñetas, ampliable a seis). Así que he preferido reservarlas para el próximo KATZ. De modo que,,, ¡en efecto! ¡Podemos decir, sin atisbo de duda, que el KATZ 5 ha movido su primer engranaje sobre papel, a seis meses de su salida! Esto nunca había pasado. Con toda seguridad, la celebración de este evento consistirá en no pegar golpe durante los próximos tres meses, pero esa no es la lección que debemos aprender. La moraleja es que Studio Kat masmola. And dot.

Una viñeta con los lápices por borrar del próximo Katz. Observen: varios personajes por escena, un intento de crear un plano con cierta perspectiva, vehículos,,, ¡Esto es otro nivel! ¡O-TRO NI-VEL!