el cuarto poder de capa caída

La semana pasada, mientras Bartu y mí nos torrábamos en el Ágora de la Polotécnica de Valencia, comíamos pizzas directamente del suelo y pregonábamos nuestro amor por Sega, un periodista de ADN en Valencia nos hizo una entrevista. En realidad, le estuve avasallando con mi verborrea innata hasta que huyó. En la distancia, pude oirle gritar: ¡tranquilos, la idea era que esto saliera publicado mañana, pero lo publicaremos la semana que viene, el lunes o el martes!.

Bien. Estamos a viernes, y hoy hemos salido en la página 3 del periódico gratuito ADN (edición Valencia). Lo que quiere decir que:

1. Las redacciones se han quedado sin noticias de verdad ahí fuera, o más probablemente

2. El jefe del servicio de prensa de ADN es, en realidad, un simio que MUY ASTUTAMENTE ha suplantado a un cargo directivo del periódico.

La tercera opción, pensar que nosotros podamos ser noticia, es sencillamente ridícula.

En todo caso, he montado un collage con las fotos y la noticia para que podáis leerla en la anchura de esta webe. ¡Mira, mamá, soy famoso! Esta tarde sonreiré a todo el mundo por la calle. A ver si alguien me reconoce y me pide un autógrafo. Automensaje: coger bolígrafo.