Reseña: Wee nº5 Especial Cuentos

Parent Category: Noticias
Published on Friday, 01 June 2012 00:00
Hits: 1700

Hace aproximadamente un año dediqué unas horas de mi vida a reseñar el Weezine 4: Dinosaurios. En el Expocómic de 2011 los weebitos estuvieron de enhorabuena: su Weezine Number Four ganó el Premio a Mejor Fanzine, y además dos de los miembros más venerados del Wee también recibieron un galardón. Morán y Laurielle, con su webcomic El Vosque, ganaron el Premio a Mejor Webcómic o Cómic Online. Todos los weebitos se alegraron mucho, y a mi me sirve para recordar que la reseña del cuarto volumen de su fanzine fue una de las más divertidas y joputas que he escrito. Es una lástima que al cambiar la web del Studio se perdieran los comentarios de los weebitos insultándome, pero yo los mantendré en mi recuerdo. Los Weezineros son viejos conocidos, así que podéis averigüar quienes son y por qué inexplicablemente siguen con vida aquí.


 

El Wee Especial Cuentos es la única razón por la que los cuatro weezines anteriores valen la pena. Tal cual. Es sin duda el mejor de los cinco, divertido, entrañable y basado en la cultura popular, lo que lo convierte en el weezine con más posibilidades de empatía con el lector. La portada, autoría de Ismurgpor enésima vez, es bonita y sobre todo original. Es un ejemplo de lo poco que cambian las cosas en el wee, porque si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? El prólogo corre a cargo de Rainv, la dibujante delCuaderno de Tesla, que no tiene ningún webcómic en su trayectoria pero sí intenciones de. ¿Para ellos sí dibujas, eh, Rocío? En el prólogo Rainv destaca la existencia de una fanedición que apareció un año antes que este weezine: el Érase una vez Wargh!, es decir, el Wargh nº3 Especial Cuentos. Es gracioso porque es verdad. Mira que no hay temas en el mundo. Esto sólo puede haber pasado por la influencia de Hollywood.

Los weebitos siempre han presumido de la cantidad de webcómics en torno suyo. Pero Control Zeta,escindiéndose de la macrocomunidad de webcómics por excelencia, señaló que la cantidad no es necesariamente calidad. De los casi 900 webcomiqueros que se han llegado a registrar en la página del Wee a lo largo de los años apenas unos cincuenta participan cada año en la versión impresa, y los autores no varían demasiado de un año al siguiente. Puede que simplemente los webcómics que finalmente acaban siendo publicados sean la selección de los mejores. En sus páginas autores han colaborado como Pedro Kat (nuestro Pedro, ¡kiaaa!), B-Tenshi, etc., es decir, dibujantes que dejaron morir sus webcómics hace mucho tiempo. También han participado maravillosos artistas de Subcultura(web de alojamiento de webcomics posterior al Wee, con la que existe una supuesta rivalidad). Y hay quienes participan el doble, como Miri, el Señor Mejillón o Defriki, que dentro de poco llenarán un Weezine ellos solos.

Una de las espinitas de las que no se han librado este año son las faltas ortográficas, que en su mayoría son producto de una mala transcripción. La culpa es de los artistas que no saben hacer la O con un canuto, pero, ¿es que nadie se lee el fanzine completo antes de llevarlo a imprenta? Aparte, ¿por qué en la parodia de Ismurg se nombra a Blancanieves, pero está dibujada Aurora? ¿No tiene amigos que le indiquen que se ha equivocado, o simplemente está jugando con el hecho de que las dos historias son casi un calco? Espero que sea lo segundo, porque no tener amigos es muy triste. Y, por último, ¿por qué en los fanzines con una temática general siempre hay algún listo (que no El Listo) que reutiliza material o se pasa por los mismísimos eso de que hay un tema? ¿Eh, señor Maza?

Puede parecer que he tirado un carro de estiércol sobre el Weezine 5, pero nada que ver con la realidad. Este cómic es la demostración de que la experiencia es un grado. Si algo saben hacer todos los weebitos es humor, y después de cinco años podemos asegurar  que saben hacerlo bien.

¡Y por Tutatis, dejad de pedirle colaboraciones a Rubén Fernández! ¡Que sí, que es un dibujante de la hostia, pero me estáis quemando lo estáis quemando!

Lo mejor: cada rincón, cada viñeta está cargada de humor. Se podría decir que el Weezine es la definición del humor condensado al máximo.

Lo peor: ya he dicho muchas cosas mejorables, pero lo peor sin duda es que me hacen la competencia con su humor blanco y para todos los públicos.

 

 

 

Autores y sus respectivos webcómics:

Rainv, autora de El Cuaderno de Tesla; Mariods y Neyebur, autores de En crisis; Jose, autor de Como la vida misma; Defriki, autor de No hay papel; Laurielle y Morán, autores de El Vosque; Fadri, autor de Vixel y Póxel; Willy Galleta, autor de Fauces de Acero; Ismurg, autor de Nariz Puntiaguda; Aitor, autor de Area 66; Sergio Gallardo, autor de Incultura General; Ryuken, autor de Fuera de Casting; Alfredo Murillo, autor de Todo el mundo odia a Zel; David Uriarte, autor de SENI; John Wheel, autor de Pequeños Tiranos; Xavier Águeda, autor de El listo; Jose, autor de Como la vida misma; Señor Mejillón, autor de Planeta Absurdo; Chuck Draug, autor de Las paridas de la guarida; ; Osterbic, autor de Simple Faction; Mirian Frías, autora de Gothic Paranoid; Litos, autor de Odiolitos;  B-tenshi, autora de Joudan manga; Anamarek, autora de Comecomecocos, y un largo etcétera.

Web: http://www.webcomics.es/

Fecha de salida: diciembre de 2011.

Número de páginas: 120 páginas b/n e interior de portada a color.

Precio: 4€

Formato: 15x21cm, siempre con lomo.